Forjando lazos de hermandad: Valle Iregua y Timbiras

Castellote 2015

Soy una esculta del grupo scout Valle Iregua. Este verano hemos vivido una experiencia diferente, hemos compartido campamento con un grupo de Valencia llamado Timbiras. Antes de llegar al camping en el que íbamos a pasar diez días conviviendo con otros scouts, no me hubiera imaginado todo lo que llegó a significar para mí.

Grupo Scout Valle Iregua y TimbirasLlegamos a Castellote los primeros y empezamos a cargar con mochilas y el material para empezar a organizar un poco todo. Algo más tarde, vi cómo un montón de personas bajaban la cuesta hasta llegar donde nos encontrábamos. Era un grupo bastante más grande que el nuestro y con una pañoleta de colores diferentes. Entonces, la esculta de mi grupo fuimos a saludar a la del grupo Timbiras, con las que ya habíamos convivido durante unos pocos días en Valencia.

Sus costumbres eran muy distintas a las nuestras y el campamento se basó en alternar por días la manera de vivir el campamento en cada uno de los dos grupos. Aprendimos sus canciones de izar y arriar bandera y ellos aprendieron las nuestras.

Mi grupo se formó en el 2007, por lo que todavía estamos aprendiendo todos lo que realmente es el escultismo, pero este verano, he descubierto mucho sobre él. Aprendimos a hacer construcciones, la “parcela” (como ellos llamaban a la zona de cada rama) quedó genial. Con tan solo unos cuantos troncos y cuerda pita, montamos varios zapateros, percheros, un vestidor y una mesa con sus bancos, mejor que en mi propia casa.

IMG-20150824-WA0029Pensábamos que el raid era lo peor, solo valía para andar y andar a lo tonto, sin embargo, para mí, fue probablemente la mejor parte del campamento. Nos hicimos todas (éramos todo chicas en la esculta) camisetas en las que ponía “Castellote Express” y por parejas fuimos haciendo pruebas por el camino y en los pueblos en los que dormimos, eso de las parejas ayudó mucho a la hora de estrechar lazos, ya que cada una conoció mejor a la otra persona.

Además de disfrutar del raid, nos enseñaron aspectos que no conocíamos del escultismo, algo de su historia y de lo que para ellos significaba. Lo que más me sorprendió, fue la seriedad con la que se tomaban todo, y llegué a descubrir que no era seriedad sino pasión hacia ello.

Ser scout para aquel grupo significaba todo y me hicieron sentir que formaba parte de algo muy importante, una unión formada por miles de pañoletas de diferentes colores que se distribuía a lo largo de todo el mundo. Ser scout significa aprender a ayudar, a ser mejor persona y sobre todo, a cambiar el mundo.

Porque ahora Valle Iregua y Timbiras es una familia que ha aprendido mucho el uno del otro. ¿Y si todos sintiéramos que podemos aprender los unos de los otros en vez de pensar que un grupo es superior? Todo cambiaría, porque ninguno es mejor ni peor, simplemente tiene distintas maneras de hacer las cosas. Este campamento me cambió la manera de ver los scouts totalmente.

Mari Paz García

Grupo Scout Valle Iregua

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Valle Iregua y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s